viernes, 4 de mayo de 2007

Compañeros se apuntan al reto de mejorar las Escuelas Taller

1ª Opinión.-
He leído la extensa opinión de nuestro compañero Pablo Esparza en la columna y estoy de acuerdo con él y lo que dice. Aún así hay unos puntos sobre los que tengo alguna duda y me gustaría aclararlos, o aportar mi opinión. ¿Con qué intención? Pues con la seguir el hilo a lo que ha planteado Pablo Esparza y que me parece lo suficientemente serio como para ser base de un posicionamiento. Cuando Pablo dice ”.....Desde mi punto de vista es preferible menos centros de formación...” saca a la palestra un tema que ya planteó en su día Elías Amor y con él que no estamos totalmente de acuerdo, a saber: 1) Ante la falta de vigilancia y rigor en la labor, que pagamos todos, por parte de los entes gestores (Servicios Públicos de Empleo) hacia las condiciones con que se presentan y se desarrollan los proyectos se pensó en “reducir” estos mismos proyectos y así dotarlos de mayor “eficacia y calidad”, cosa que NADIE nos puede garantizar ni siquiera insinuar porque sino ya lo estarían haciendo. 2) Si que es cierto que se aprueban proyectos que nada tiene que ver con la demanda del lugar o por lo menos no hay suficiente demanda (cantidad de alumnos), se aprueban por intereses políticos. Pero también es cierto que las aprobaciones en junio, más a menos, no permiten presentar una oferta a los institutos, porque prácticamente ya han cerrado, y no encuentran una oferta formativa para realizar la correspondiente orientación a sus alumnos respecto de las posibilidades de ETCOTE y esto conduce una aparente falta de alumnos, en algunos casos, a pesar de haber suficiente población. Por otro lado no es estable ( muchos pueblos no repiten escuela) la oferta de escuelas taller y por lo tanto los institutos no pueden contar con ella para la orientación ya comentada. 3) En caso de optar por un centro comarcal los alumnos se verían obligados a unos desplazamientos totalmente innecesarios. 4) Para dar satisfacción a las actuales necesidades de formación a través de Escuelas taller, estos centros deberían ser “macrocentros” con una muy alta concentración. Deberían tener siete o diecisiete docentes de una misma especialidad con los problemas que esto acarrearía a la hora de establecer el sitio de cada uno en el proyecto planteado para la escuela. 5) Y por último, cuando intervienen varios promotores todos hemos visto los nefastos resultados, sobre todo para el equipo docente de la escuela, solo hay que ver las mancomunidades que tienen escuela o taller. Cada uno arrima el ascua a su sardina. Cuando Pablo dice “...Reconocimiento explícito, o sea oficial, a los alumnos-trabajadores de haber cursado y superado con éxito el Certificado de Profesionalidad...” Aquí encontramos una pequeña contradicción, ya que en la actualidad nosotros no poseemos este famoso y fantasma certificado y somos los que realizamos la labor docente con los alumnos. En ocasiones hemos hecho una “tímidas peticiones” de que nos lo concedieran en base a la experiencia laboral y docente pero la contestación ha sido la de “...ah! no depende de nosotros...” y con eso nos hemos quedado, o sea ...tres palmos de narices. Por lo tanto ¿conseguimos primero esos certificados de profesionalidad para los docentes o para los discentes? Hay que establecer un orden. Cuando Pablo dice “...Además estos profesionales deben tener una innata cualidad docente, ser buenos transmisores de sus conocimientos, con una amplia formación metodológica, demostrable a través de su experiencia y de la evaluación que los entes promotores hagan de sus acciones formativas...” Aquí he de hacer dos matices, uno es si la cualidad docente es innata o adquirida, y otro es ¿cómo nos van evaluar los entes promotores cuando todos estamos de acuerdo en que la inmensa mayoría de ellos solo tienen un interés político en estos proyectos? Además no tienen una idea muy clara acerca de las escuelas y la actividad docente que realizamos en ellas, solo tenemos que recordar el tipo de entrevistas de “selección” a las que nos someten, les puedes contar el cuento de caperucita roja y seria lo mismo. ¿qué saben ellos de una unión pico de flauta o rayo Júpiter, o que es un carpobrotus acinaciformis o una ceratonia siliqua, o un aparejo doble sardinel o capuchina? Y podríamos citar otros ejemplos de otras especialidades e incluso de docencia ¿realmente saben lo que es una evaluación? La UPD de la Cámara de Comercio de Madrid, ha intentado hacer una evaluación de los docentes, pero al planteárselo con rigor y seriedad han visto que necesitan criterios comunes para poder realizarlo. Los promotores ¿tienen criterios comunes? Al resto de su planteamiento también se le puede aportar más opiniones, pero al menos Pablo Esparza ha establecido un hilo conductor que nos ha de llevar, como el dice, a “....aunar esfuerzos para realizar un análisis concreto de todos los aspectos que se deben mejorar...” Saludos y continuad vosotros....
2ª Opinión.-
Yo también he leido la opinión y las sugerencias de Pablo. Además he visitado su blogs y me ha resultado muy alagador encontrar gente que está interesada y sacando a la luz las condiciones y circunstancias que afectan a todos los que participamos de este evento ETCOTE. De vuelta a su opinión, estando de acuerdo con todos los planteamientos que hace, también quiero puntualizar en algunas cosas para aportar mi visión o experiencia al respecto. Cuando dice "...debemos aunar esfuerzos para realizar un análisis concreto de todos los aspectos que se deben mejorar, tanto a nivel personal, como docentes, como a nivel administrativo, por parte de los entes promotores y en los reglamentos que rigen el programa de ETCOTE." yo me pregunto: ¿Han contado con los monitores alguna vez o en algún sitio para organizar y reglamentar los programas?. A continuación, con respecto a "...hagáis uso de esta ventana que nos ofrece redeoficios para lograr el objetivo,...", mi pregunta es: ¿En que parte de redeofios está la ventana?. Por lo que he visto solo nos podemos asomar al foro y sigo pensando que está totalmente desectructurado y es inviable trabajar en el. A lo que dice en otro párrafo "...que tiempo habrá para las reivindicaciones profesionales.", yo pienso que no se pueden dejar para otro momento, vista la situación de precariedad e indefensión en la que nos encontramos. A sus propuestas me sumo, con las consideraciones que ha realizado "lobo" y quizás alguna otra que se pudiera hacer. Finalmente agradezco que estos temas puedan estar planteandose y quiero dejar mi intervención en este foro también con las palabras de Pablo Esparza "...aunar esfuerzos para realizar un análisis concreto de todos los aspectos que se deben mejorar..." Un saludo a todos.

Poda de Arboles y Palmeras en Valencia 654.10.12.65.

Verticalia Poda Valencia, Poda de árboles y palmeras en Valencia y Castellón. Godella, Ribarroja, Turis,Godelleta, El Saler, Bétera, La Eliana, Sagunto, Canet, San Antonio de Benagéber, Paterna, Alboraya, Gilet, Puzol, El Puig, La Pobla de Farnals, Vinalesa, Meliana, Cheste, Chiva, Pinedo, Carlet, Alginet, Gandía, Alzira, Paiporta, Picanya y Torrente.

Poda de árboles y Palmeras en Valencia, Formación en Poda en Altura y Jardinería Ecológica. Cortar árbol en Valencia, tala de árboles, poda de palmeras valencia, podar palmera, cortar y talar palmeras,tratar palmeras con picudo rojo, cortar pinos, talar pinos, expertos y especialistas en picudo rojo, saneamiento mecánico de palmeras, Formación en Poda de Altura, Diseño y Mantenimiento Jardines, Podadores en Valencia, Cursos para obtener el carnet de productos fitosanitarios. Tratar Pinos con Tomicus, Expertos en Picudo Rojo de las Palmeras.