El docente de Escuela Taller: maestro, jefe, compañero y amigo. (Dedicado a mis alumnos)


Maestro es quien te enseñó a leer y escribir. Maestros son tus profesores y monitores que te enseñan albañilería, jardinería, carpintería, fontanería, etc.
El maestro de verdad, además de enseñar cosas, se convierte para sus alumnos-trabajadores en un guía para la vida laboral y en ocasiones, cada vez más a menudo, también para la social.
El docente se convierte pues, en un amigo sincero y fiel, que guía y orienta para que tú, alumno, te conviertas en persona honesta, trabajadora, leal y alegre al empaparte de conocimientos que ves útiles y que sentarán la base de tu formación para el día de mañana, de los que te das cuenta en el mismo momento de su impartición por tus aplicaciones práticas o trabajo real, (cosa que no ocurre en ningún otro programa de formación).

El docente conoce a sus discípulos, los acoge comprende y anima; incluso cuando debe reprender, sabe hacerlo buscando la fórmula más positiva para que el cambio de ese defecto tenga éxito, con cariño. Se preocupa por sus alumnos y sus cosas, siente sus éxitos y fracasos como si fueran propios de él.

El maestro no te ha dado la vida, no te educa, te forma, sin embrago, como un padre, te va dando día a día su vida, su tiempo, sus conocimientos, su experiencia. Por ti trabaja, trata de defenderte, protegerte y prevenirte contra los peligros que acechan fuera de la Escuela Taller, en la dura realidad de la vida laboral.


Para el docente eres como un hijo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lancelot "Capability" Brown, precursor del jardín paisajista inglés.-

¿Qué le pasa a los pinos, porqué se secan?

Ventajas y desventajas de la reproducción sexual en las plantas.-