¡Se consumó el fiasco!, el nivel del bachiller por los suelos.


Que contentos estarán los políticos con las nuevas estadísticas escolares, en menos de un año habrán cambiado las estadísticas de abandono escolar, a cambio de tirar por tierra todo esto:
  1. La veracidad de los conocimientos adquiridos por los alumnos.
  2. La credibilidad de las evaluaciones docentes, ya que las han condicionado.

Por tanto, el abandono escolar se producirá más tarde, a menos de que metan la mano también en el acceso a la universidad. ¡Qué no me extrañaría!.

Se rebaja la exigencia adaptando la educación a las exigencias del alumno, cuando el sentido común indica que debería ser al revés. Otro ladrillo en la pared.

Deberíamos preguntar a los responsables de estos cambios educativos, que por cierto no son docentes, si ellos pondrían en un futuro la salud de los suyos o la responsabilidad de grandes obras en infraestucturas (el ave por ejemplo), en manos de alumnos que hoy cursan este bachillerato deformado. ¿verdad que no?. Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lancelot "Capability" Brown, precursor del jardín paisajista inglés.-

¿Qué le pasa a los pinos, porqué se secan?

Curso de Poda en Altura de Arboles y Palmeras, Valencia Septiembre 2020