Humildad, una virtud que no conviene olvidar.-


LA CARRETA VACIA

Caminaba con mi padre cuando se detuvo en una curva y despues de un pequeño silencio me preguntò:
Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?

- Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí:
- Estoy escuchando el ruido de una carreta.
- Eso es -dijo mi padre-. Es una carreta vacía.

Pregunté a mi padre:
-Cómo sabes que es una carreta vacía, si aún no la vemos?
Entonces mi padre respondió:
- Es muy fácil saber cuando una carreta está vacia, por causa del ruido. Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace.

Me convertí en adulto y hasta hoy cuando veo a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna o violenta, presumiendo de lo que tiene, sintièndose prepotente y haciendo de menos a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo:

"Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace"

La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los demás descubrirlas. Y recuerda que existen personas tan pobres que lo único que tienen es "ego". Y nadie está mas vacío que aquel que está lleno de sí mismo.

Anónimo.

Comentarios

  1. Hay mucha " carreta vacía "por estos pagos . Siento mucho constatar que junto a gente de Escuelas Taller con un buen nivel profesional hay una serie de individuos de catadura indeseable. ¡ Qué pena !

    ResponderEliminar
  2. Hola que chulo!!!!! muy acertado, cuanto mas se habla mas palabras vacias, como decia alguien si las palabras no son mas bonitas que el silencio no hables, o "la naturaleza nos dio dos orejas y una boca, usalas en la misma proporcion".
    Si me das permiso , citandote, lo coloco en el blog de la casa oficios (en construccion).
    Un saludo,Mar Moreno

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Realiza tu Comentario

Entradas populares de este blog

Lancelot "Capability" Brown, precursor del jardín paisajista inglés.-

Curso de Poda en Altura de Poda de Arboles y Palmeras, Valencia Marzo 2020

La nómada de los árboles, Vanesa Tilán Fernández.-