La equivocación: fundamento del futuro éxito.-


"Pienso que equivocarnos es un síntoma de inteligencia, el cual se refleja en su reconocimiento y en las acciones que se toman para cambiar. El cambio nos permite crecer y tomar conciencia. Ese proceso de cambio es inteligencia aplicada que nos permite trascender", con esta frase de Ebony Lafontaine, extraída de los grupos de e-magister de habilidades directivas, quiero reflejar la importancia de la equivocación.


¿Quién no se ha equivocado alguna vez?; Todos cometemos errores a lo largo de nuestra vida, ¡preguntarle a mis profesores!. Pero la diferencia entre los que se equivocan bien o mal, radica en que unos sacan de ellos enseñanza para el futuro y sobre todo humildad, en el otro lado están aquellos que sólo obtienen con el error amargura, pesimismo y rencor. ¿A que grupo te apuntas?.


Triunfar es -en cierta manera- aprender a fracasar. El éxito en la vida viene por saber afrontar las inevitables faltas de éxito del vivir de cada día. De esta curiosa paradoja depende en mucho el acierto en el vivir. El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse", decía el conocido estadista e historiador británico Winston Churchill.


Reconocer los errores es la postura ideal que el equivocado debe mostrar para reconvertir el fracaso en éxito futuro. Existe un ejemplo de aquel que no quiere reconocer los errores, sólo busca el lamento y la ofuscación, os la he insertado al principio a través de una historieta de Mafalda que he encontrado en la red:


-¿Qué te pasa, Guille?
-Me duelen los pies -responde entre pucheros.
Mafalda se fija en los pies del crío y le explica:
-Claro, Guille, te has puesto los zapatos cambiados de pie, al revés.
Guille, tras un instante para comprobar el hecho indiscutible, comienza a berrear más fuerte. Mafalda le interrumpe:
-¿Y ahora?
-¡Ahora me duele mi orgullo!


Dejemos de lado el orgullo cuando nos equivoquemos, reconozcamos nuestros errores, aprendamos para la próxima vez y si hemos hecho daño con nuestro error, sepamos pedir disculpas rebajando nuestro orgullo, pues será esta la manera de conseguir éxito en el futuro y abandonar la situación de fracaso a la que este nos conduce. Además un buen compañero debe hacer ver a su colega su error, nunca ofuscarlo más en su rencor, a esto también hay que aprender.


P.D. Y a todos los que yo haya hecho daño con mis errores, disculpas sinceras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lancelot "Capability" Brown, precursor del jardín paisajista inglés.-

Curso de Poda en Altura de Poda de Arboles y Palmeras, Valencia Marzo 2020

La nómada de los árboles, Vanesa Tilán Fernández.-